ESA Espacio Salones

La tecnología espacial ayudará a descongestionar el tráfico aéreo mundial

Los controladores recibirán la información de vuelo en cuatro dimensiones

Los satélites van a contribuir de forma decisiva a reducir el impacto negativo que conlleva el incremento del tráfico aéreo en todo el mundo, especialmente en Europa. 

La Agencia Espacial Europea (ESA) e Inmarsat, el líder mundial en comunicaciones móviles satelitales, acaban de dar inició a la fase comercial de pruebas de Iris, un ambicioso programa conjunto para la gestión vía satélite del tráfico aéreo que pretende que reducir los retrasos en los vuelos y el impacto ambiental.

El anuncio se ha producido en el marco del World ATM Congress que se celebra en Madrid del 12 al 14 de marzo, “una vez que el diseño y las pruebas de vuelo de la etapa de investigación se han completado con éxito”, ha asegurado Joseph Teixeira, vicepresidente de seguridad aérea y ciberseguridad de Inmarsat

 El programa Iris pretende equipar a las aeronaves con enlaces de comunicación de datos en banda ancha por satélite para ayudar a los pilotos a utilizar las rutas más cortas y rápidas.

Los controladores aéreos recibirán la información de las aeronaves en vuelo en cuatro dimensiones o 4D ‒latitud, longitud, altitud y tiempo‒, lo que les facilitará un seguimiento preciso de cada vuelo y una gestión más eficiente del tráfico aéreo con la intención de “reducir las demoras y ahorrar combustible, lo que a su vez mejorará el impacto ambiental de los vuelos aéreos”, ha asegurado Florian Guillemet, director ejecutivo de SESAR.

SESAR es la base tecnológica del proyecto de Cielo Único Europeo que persigue dotar a los países de la Unión Europea de una eficaz infraestructura de control de tránsito aéreo para obtener un transporte aéreo seguro y ecológico en 2030.

El sistema Iris se ha diseñado y sometido a pruebas de vuelo durante una fase de investigación que se ha prolongado por espacio de cinco años. En ella se ha logrado validar el rendimiento y la viabilidad económica del sistema, así como los requisitos de enlace de datos en el cielo único europeo.

Magali Vaissiere (ESA), junto a Joseph Teixeira (Inmarsat) y Nicolas Warinsko (SESAR)

Magali Vaissiere, directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA, ha afirmado que, en la actualidad “se mantienen negociaciones con una importante aerolínea europea para poder comenzar en 2020 las pruebas de vuelo comercial”.

Vaissiere ha confirmado a FLY NEWS que la entrada en servicio de Iris “está prevista para 2021, una vez se hayan completado y verificado las capacidades operativas iniciales, las pruebas comerciales y la certificación por parte de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA)”.

El sistema Iris desarrollado por la ESA e Inmarsat posibilita equipar a los aviones con terminales de comunicación de datos vía satélite, de tal modo que los controladores aéreos estarán en condiciones de actualizar los planes de vuelo de forma continuada y mantener la trayectoria más óptima posible hasta el destino final.

También podrán programar los aterrizajes con bastante antelación, maximizar el espacio aéreo y la capacidad de los aeropuertos, a la vez que minimizar el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono que producen los aviones en vuelo. En última instancia, Iris permitirá que los controladores aéreos puedan aumentar número de vuelos sin que la seguridad de los cielos se vea afectada.

El proveedor europeo de servicios satelitales ESSP (European Satellite Services Provider) ha firmado un acuerdo no exclusivo con Inmarsat “para identificar posibles mercados y oportunidades de negocio de cara a la futura entrada en el servicio comercial de Iris” ha señalado Thierry Racaud, director ejecutivo de ESSP.

Con carácter previo, Inmarsat había suscrito en noviembre de 2018 sendos acuerdos con los proveedores de servicios de navegación aérea de Alemania (DFS), España (ENAIRE), Italia (ENAV), Reino Unido (NATS) y Benelux (a través de Eurocontrol MUAC para colaborar en el desarrollo de estándares para el control del tráfico aéreo a través de Iris.

La directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA subraya que Iris en una herramienta “vital para conseguir que el transporte aéreo en su conjunto sea más seguro, más ecológico y más eficiente”. Por ejemplo, el nuevo canal de comunicación en banda ancha con el avión posibilitará conocer en todo momento cuánto combustible queda a bordo de un aparato o conocer la posición de toda una flota.

Una vez que Iris entré en servicio comercial en 2021, la tecnología espacial complementará al sistema terrestre basado en radares, que conlleva una importante carga de trabajo y exige grandes zonas de seguridad alrededor de los aviones, lo que restringe la capacidad del tráfico aéreo, principalmente cuando los aviones de pasajeros sobrevuelan mares y océanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies