Aviación ejecutiva Aviones Aviones corporativos

Vuela el Dassault Falcon 6X

Despegue de Burdeos del Dassault Falcon 6X en su primer vuelo.
Despegue de Burdeos del Dassault Falcon 6X en su primer vuelo.

El nuevo Dassault Falcon 6X ha completado su primer vuelo desde Burdeos, el cual ha tenido una duración de dos horas y media.

Bruno Ferry y Fabrice Valette han sido los pilotos que han llevado por primera vez al Dassault Falcon 6X al aire en la tarde del 10 de marzo. El despegue ha sido a las 14:45 locales desde el aeropuerto de Burdeos Merignac, en el que se encuentra la factoría de Dassault, y a donde regresaron tras dos horas y media en el aire. En ese tiempo llevaron a cabo la habitual serie de pruebas para comprobar el control del avión y el funcionamiento de los principales sistemas de avión. Durante el vuelo ascendieron hasta los 40.000 pies y alcanzaron una velocidad máxima de 0,8 Mach.

El próximo vuelo servirá para trasladar al avión a la base aérea de Istres, principal centro de ensayos en vuelo francés, y donde está también el de Dassault. Desde allí se llevarán a cabo la mayor parte de los vuelos de prueba a cargo de este y otros dos aviones que volarán en los próximos meses.

Tras el vuelo, Eric Trappier, presidente y consejero delegado de Dassault, además de dedicar el vuelo Oliver Dassault, fallecido el domingo anterior en un accidente aéreo, señaló: “El vuelo de hoy es otro hito en la historia de Dassault, hecho aún más satisfactorio por los notables esfuerzos de toda la organización Dassault y sus socios durante el desafiante año pasado. El 6X es el último ejemplo de la fusión de conocimientos técnicos militares y experiencia en aviación comercial por la que Dassault Aviation es tan respetado. Las nuevas capacidades en eficiencia, rendimiento y seguridad que ofrece establecerán un nuevo punto de referencia en el segmento de largo alcance. Este avión también marcará un nuevo estándar en cuanto a comodidad y amplitud de la cabina, tal y como lo exigen nuestros clientes”.

El Falcon 6X tiene una cabina de pasaje de 1,98 metros de altura, 2,58 metros de ancho, y 12,3 de largo, lo que la convierte en la más alta y ancha entre todos los aviones ejecutivos no derivados de un avión comercial.

Su autonomía es de casi 10.200 km con ocho pasajeros, tres tripulantes y reservas NBAA IFR. Cuenta con dos motores Pratt & Whitney PW812D y el sistema de visión sintética FalconEye y el primero con el nuevo sistema FalconScan de diagnóstico, que vigila y registra 100.000 parámetros de mantenimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies