Aeropuertos Aviación comercial Enaire trafico aéreo

Barajas: Cuarta torre española con autorizaciones digitales

Pantallas radar usadas en la torre de control de Madrid Barajas.
Pantallas radar usadas en la torre de control de Madrid Barajas.

Enaire ha completado la instalación de equipos D-DCL en la torre de control del aeropuerto de Madrid-Barajas, el cuarto de su red con ellos.

Tras los aeropuertos de Málaga, Palma de Mallorca-Son San Juan y Barcelona-El Prat, el de Madrid-Barajas acaba de comenzar a usar un servicio digital de autorizaciones de vuelo en su torre de control.

Este nuevo sistema, que se irá instalando en las demás torres de control gestionadas por Enaire en España en los próximos meses, es parte del proceso de digitalización que Enaire está llevando a cabo en sus instalaciones. Enaire ha invertido 5 millones de euros en su desarrollo, parcialmente financiados por fondos de la Comisión Europea dentro del programa Cielo Único Europeo.

El sistema de comunicaciones por enlace de datos denominado D-DCL, (siglas en inglés de autorización de salida por enlace de datos), es similar al que se viene usando desde más de una década entre pilotos y centros de control en ruta denominado CPDLC (comunicaciones por enlace de datos entre controlador y piloto). Básicamente se trata de un sistema de intercambio de mensajes de texto similares a los SMS o cualquier sistema de mensajería electrónica como Whatsapp.

Dentro de ese proceso de digitalización se han puesto en servicio también las fichas de progresión de vuelo digitales con las que, según explican desde Enaire: “El sistema se adelanta al controlador ofreciéndole las acciones subsiguientes dependiendo de la fase en la que se encuentre el vuelo. Además, automatiza la recogida de información esencial, liberando al controlador de anotaciones innecesarias, y facilita la actuación sobre las aeronaves de manera indistinta sobre un entorno gráfico o sobre una bahía de fichas de progresión de vuelos virtual y su ficha electrónica digital en el caso de que se use combinada con sensores radar de vigilancia en movimiento en superficie”.

Además: “Mediante este servicio se elimina la necesidad de establecer comunicaciones de voz por radio entre controlador y piloto, lo que redunda en una mayor seguridad operacional, capacidad operativa y calidad de servicio” ya que “reduce la carga de trabajo y el tiempo necesario para la obtención de la autorización de control, entre controlador y piloto, asociada a las comunicaciones por radio y proporciona intercambios de información precisos y concisos evitando riesgo de malinterpretaciones y repeticiones, lo que redunda en un incremento de la seguridad operacional”.

Básicamente, la tripulación debe enviar, no más de 30 minutos antes de la hora prevista de despegue un mensaje de acuerdo al modelo publicado por Enaire en el AIP para solicitar la autorización ATC y puesta en marcha y recibirá estas por el mismo sistema. En caso de discrepancias o superarse el tiempo de espera establecido para enviarse la confirmación de haberse recibido el mensaje, se pasa a comunicaciones por voz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies