Aviación comercial Defensa Industria

Deloitte prevé una lenta recuperación de la industria aeroespacial y de defensa en 2021

Deloitte acaba de publicar sus previsiones para la industria aeroespacial y de defensa en 2021. En línea con otros estudios e informes, la firma especializada en servicios profesionales augura un año de lenta recuperación para el sector.

La industria aeroespacial y de defensa tendrá una recuperación muy lenta en 2021. El informe anual que sobre previsiones de esta industria realiza Deloitte, ve un panorama aún incierto para el sector. Entre las principales conclusiones Deloitte estima que el sector de la defensa es que el presentará una mayor estabilidad, mientras que para nuestro país prevé que tendrán que producirse  procesos de concentración entre los Tiers-1 españoles.

Jordi Llidó, socio responsable de la industria de Fabricación de Deloitte, explica en un remitido de la empresa  que: “a la espera de posibles movimientos corporativos que pudieran involucrar a los grandes operadores Tier 1 tanto del sector de aeroestructuras como de motores, se cree que en 2021 se producirá un repunte en el número de operaciones una vez se vayan retirando las medidas de estímulo. El efecto de la disminución general de entregas provocado por la Covid-19 hará necesaria una integración y racionalización entre los distintos proveedores de componentes en búsqueda de mayores eficiencias. las empresas del sector deberían aprovechar el momento actual de liquidez y las ayudas procedentes del Fondo de Recuperación Europeo para digitalizarse y, a través de procesos corporativos y/o alianzas estratégicas y tecnológicas, convertirse en campeones nacionales con capacidad de competitividad global.”

CAÍDA DE VENTAS

Las cifras del estudio de Deloitte hablan de una disminución en el tráfico de pasajeros a nivel global del 66 por ciento durante el pasado año. Aunque se espera un repunte para 2021, la compañía estima que las cifras aún permanecerán un 40% por debajo de los niveles prepandemia.

«Una vacuna eficaz contra la Covid-19 se traducirá en un incremento a corto plazo en el tráfico de pasajeros, pero no se estima que recupere los niveles prepandémicos hasta 2024.»

Esta disminución dramática del tráfico aéreo se ha traducido en un impacto directo en la demanda de aviones. Según el informe 2021 Aerospace and Defense Industry Outlook realizado por Deloitte, las entregas de aviones aumentarán de 670 en 2020 a 900 en 2021, un 34,3% más, pero un 44% menos del récord de entregas de 2018. Ahora bien, la cifra total de pedidos del sector comercial tan solo se había visto afectada en un 6,4% a finales de septiembre de 2020, pasando de las 13.800 unidades a las 14.700 de 2018; si bien se espera que esa cifra total pueda aún verse afectada.

El informe de Deloitte también indica que esta reducción de entregas afectará negativamente a todo el ecosistema, particularmente a los proveedores de tamaño mediano y pequeño. Asimismo, la venta de repuestos y servicios del mercado de accesorios también seguirá siendo débil y esto tendrá un fuerte impacto en la rentabilidad, ya que las piezas de recambio suelen tener márgenes más altos.

PROGRAMAS DE DEFENSA, PEQUEÑA TABLA DE SALVACIÓN

Por lo que respecta al sector de defensa, se prevé que el gasto mundial crezca aproximadamente un 2,8% en 2021, superando los 2 billones de dólares. En este sentido, los presupuestos de defensa a nivel global, así como los ingresos de las empresas del sector, se estima que se mantengan estables ya que los programas militares siguen siendo críticos para la defensa nacional, a medida que se intensifican las tensiones geopolíticas a pesar de la pandemia.

El estudio de Deloitte también analiza el sector aeroespacial, en el que se espera un crecimiento del 15% en los servicios de lanzamiento espacial. Se prevé que la exploración espacial siga creciendo en 2021 debido a la disminución de los costes de lanzamiento y los avances en tecnología. En la primera mitad de 2020 las inversiones espaciales alcanzaron los 12,1 mil millones de dólares y es probable que el impulso de las inversiones se mantenga sólido en 2021.

«Las entregas de aviones aumentarán de 670 en 2020 a 900 en 2021, un 34,3% más, pero un 44% menos del récord de entregas de 2018»

Según destaca Oscar Martín, socio de Deloitte, “en 2021 la industria acelerará la transformación de las cadenas de suministro en redes más resilientes y dinámicas, aprovechando para ello herramientas digitales como la automatización de procesos internos, la optimización de los flujos de trabajo, la implementación de sistemas de gestión inteligentes y el uso de técnicas avanzadas de análisis de datos.”

LA PANDEMIA IMPULSA LAS FUSIONES

Por otro lado, se espera que la actividad en materia de fusiones y adquisiciones de la industria aeroespacial y de defensa se recupere en 2021 impulsada por una mayor liquidez.

El informe de Deloitte apunta a la probabilidad de que proveedores bien capitalizados busquen oportunidades de consolidación, ya que las tasas de producción más bajas en la industria aeroespacial comercial podrían obligar a los actores más débiles a vender y reestructurar activos. Es probable que empresas de segmentos específicos busquen fusiones y adquisiciones para construir escala, mientras que otras podrían iniciar estrategias de integración vertical y horizontal para capturar valor, impulsar la competitividad o adquirir capacidades de nicho específico y tecnologías emergentes.


 

NUEVAS TENDENCIAS

En el apartado de tecnologías emergentes en el sector, Deloitte señala cuatro tendencias que muy probablemente traerán nuevos desarrollos a la industria.

1.   Movilidad aérea avanzada. Los nuevos métodos de transporte podrían conllevar un cambio de paradigma y transformar por completo la movilidad. En 2021 se incorporarán más players al sector y se avanzará en las fases de prueba, allanando el camino para la comercialización.

2.   Hipersónicos. EEUU, China y Rusia están trabajando en el desarrollo de vehículos deslizantes hipersónicos y misiles de crucero. Es probable que en 2021 EEUU realice pruebas de vuelo de su cuerpo de deslizamiento hipersónico.

3.   Propulsión eléctrica. En 2021 podríamos ver vuelos experimentales con motores de propulsión híbridos o eléctricos, a medida que los desarrolladores avanzan en el desarrollo tecnológico.

4.   Aviones propulsados por hidrógeno. Además del anuncio realizado por Airbus a este respecto, es probable que otros fabricantes anuncien en 2021 conceptos y planes de desarrollo similares.
_________________________________________________________________________________

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies