Aerolineas Aviación comercial Europa

Norwegian abandona el largo radio

Norwegian dejará de operar el Boeing 787 y se centrará en vuelos en Europa.
Norwegian dejará de operar el Boeing 787 y se centrará en vuelos en Europa.

Norwegian simplificará su estructura empresarial y abandona el largo radio.

Edificar una sólida y robusta empresa, que atraerá inversores y seguirá sirviendo a sus clientes, tanto nuevos como ya existentes”. Es el reto que se ha marcado el consejo de administración de Norwegian en su última reunión.

En esta reunión se ha decidido centrarse en su negocio en los países nórdicos, operando una red europea de corto radio. Para ello incrementará su flota de Boeing 737 de 50 en 2021 a 70 en 2022.

Otro objetivo marcado por el consejo es reducir su deuda hasta unos 20.000 millones de corona noruegas (1.934 millones de euros al cambio actual) y obtener entre 4.000 y 5.000 millones de coronas (entre 386,9 y 483,6 millones de euros) en nuevo capitalmediante la combinación de una emisión de derechos a los accionistas actuales, una colocación privada y un instrumento híbrido”. Desde Norwegian señalan a este respecto haber recibido ya “una muestra de interés concreta en participar en la colocación privada”; y que han “reiniciado recientemente un diálogo con el Gobierno noruego sobre una posible participación estatal basada en el nuevo plan de negocio”.

Según el plan actual, los accionistas mantendrán aproximadamente un 5 por ciento de las acciones tras la reconstrucción y podrán participar en la nueva emisión por un máximo de 400 millones de coronas (38,7 millones de euros). Los acreedores pasarán a controlar el 25 por ciento de las accionescomo compensación por su participación en la reducción de la deuda”; y los nuevos inversores (tanto en el capital emisión y el nuevo instrumento híbrido) mantendrá, directa o indirectamente, aproximadamente el 70 por ciento de las acciones”.

Sobre los Boeing 787 de la aerolínea, parados desde marzo de 2020 con el inicio de la pandemia (3 de ellos se han dado de baja), han explicado: “Las restricciones de viaje y las cambiantes recomendaciones gubernamentales continúan influyendo negativamente en la demanda de viajes de larga distancia. La demanda futura sigue siendo muy incierta. En estas circunstancias, una operación de largo radio no es viable para Norwegian y, por lo tanto, dichas operaciones no proseguirán”.

Como consecuencia de esta decisión han anunciado que “los consejos de administración de aquellas entidades legales que emplean principalmente tripulantes de larga distancia en Italia, Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos han entrablado contacto con administradores concursales”. O como ha explicado más directamente Jacob Schram, consejero delegado de Norwegian: “Es con gran pesar que debemos aceptar que ello afectará a entregados compañeros por toda la compañía. Me gustaría agradecer, a cada uno de nuestros colegas afectados, su incansable dedicación y contribución a Norwegian a lo largo de estos años«.

Como apunte legal, desde Norwegian recuerdan los procesos equivalentes al de concurso de acreedores en Irlanda y Noruega y que el plan de reorganización deberá ser aprobado por el examinador irlandés y el reconstructor noruego (igualmente los equivalentes a los administradores concursales en  España);  y que sera necesario “el apoyo de los acreedores y, posteriormente, la aprobación judicial”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies