Aviación comercial Europa

Easyjet se reduce a un 20 por ciento en el fin de 2020

Aviones de Easyjet en el aeropuerto de Londres Gatwick.
Aviones de Easyjet en el aeropuerto de Londres Gatwick.

Easyjet reducirá todavía mas sus operaciones en el final de 2020 como consecuencia del COVID-19 al tiempo que ha anunciado pérdidas de más de 1.000 millones de libras en el año fiscal que acaba de cerrar.

Johan Lundgren, presidente de Easyjet ha anunciado que el grupo (Easyjet tiene aerolíneas en Reino Unido, Suiza y Austria sólo volará un 20 por ciento de sus servicios habituales en el último trimestre de 2020, lo que representa reducir a la mitad la operación respecto al tercer trimestre de 2020 (cuarto y último de su año fiscal), cuando operó un 38 por ciento de los vuelos programados en el mismo período de un año antes. En el lado positivo, reconfirmó la apertura en primavera de nuevas bases de temporada en Málaga y Faro con 3 aviones en cada una de ellas.

Este anuncio se ha realizado junto a la presentación sus resultados financieros de su año fiscal que terminó el pasado 30 de septiembre.

En este período han perdido el 50 por ciento de sus pasajeros, pasando de 96,1 millones el año anterior a 48,1 millones en el recién cerrado. Como consecuencia de la crisis del COVID-19 las tres aerolíneas del grupo Easyjet redujeron su oferta un 47,5 por ciento por los cierres de fronteras, con lo que lograron mantener la ocupación media de sus aviones en un 87,2 por ciento, solo 4,3 puntos por debajo de un año antes.

En este año fiscal ahora terminado Easyjet canceló 302.912 vuelos, el 99,2 por ciento de ellos (algo menos de 300.500) como consecuencia de las restricciones a los viajes impuestas por diversas naciones, y que llevaron a que Easyjet suspendiese sus operaciones durante once semanas en el segundo trimestre de 2020 (tercero de su año fiscal). En el año fiscal 2019 canceló 3.699 vuelos.

Como consecuencia de ello, los ingresos del grupo de aerolíneas cayeron en un 52,9 por ciento a 3.009 millones de libras esterlinas. El ingreso por asiento cayó un 10,6 por ciento, quedando en 54,35 libras (41,78 por tarifa aérea y 12,57 por servicios extras) , mientras que el coste por asiento fue de 77,01 libras, aumentando un 35,8 por ciento.

Así, Easyjet ha anunciado unas pérdidas netas de 1.079 millones de libras frente a un beneficio neto de 349 millones de libras en su año fiscal 2019.

Johan Lundgren ha felicitado a los trabajadores de la empresa: “Estoy increíblemente orgulloso del desempeño del equipo de Easyjet de cara a los desafíos planteados en 2020. Nuestra respuesta fue sólida y decidida, lo que permitió minimizar las pérdidas, reducir el consumo de caja y lanzar el mayor programa de reestructuración y eliminación de costes de nuestra historia […] Me gustaría darles las gracias a todos los trabajadores de Easyjet por su labor, ya que nos ha situado en una posición aventajada y esperamos remontar con fuerza».

Parte de esa reestructuración incluye la reducción de un 30 por ciento de su fuerza laboral y la “optimización de la red y bases. Mejorando la productividad y promoviendo formas más eficientes de trabajar”. En Reino Unido ya se ha realizado la salida de trabajadores, mientras que, señalan desde Easyjet, en Alemania, Holanda y Portugal ya se han alcanzado acuerdos con los sindicatos y se sigue negociando en los demás países. Además manifiestan que “Las discusiones con los sindicatos y comités de empresa relevantes fueron constructivas y dio lugar a un aumento considerable de los patrones de trabajo estacionales y flexibles, evitando al mismo tiempo la necesidad de despidos”.

Lundgren también ha señalado que: “Si bien la expectativa es que no operemos más del 20 por ciento de la capacidad planificada para el primer trimestre de 2021, mantenemos nuestro disciplinado enfoque de solo operar vuelos que generen liquidez durante el invierno, pero conservamos la flexibilidad para ponernos en marcha rápidamente cuando regrese la demanda. Sabemos que los clientes quieren volar con nosotros y la demanda subyacente es fuerte, tal y como evidencia el aumento del 876 por ciento en ventas durante los cinco días en los que se eliminó la cuarentena en las islas Canarias en octubre. Respondimos con agilidad, añadiendo 180.000 asientos en 24 horas para sacar provecho de tal demanda. Y la semana pasada fuimos testigos de la alentadora noticia sobre el despliegue inminente de una vacuna, lo que supuso una inyección de confianza para los clientes, siendo cada vez más los que comenzaban a planear reservas para el año que viene”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies