Aerolineas Aviación comercial Europa

Norwegian entra en concurso de acreedores en Noruega

Embarque de un vuelo de Norwegian en el aeropuerto de Oslo.
Embarque de un vuelo de Norwegian en el aeropuerto de Oslo.

Una vez la corte irlandesa ha aprobado el proceso de reestructuración solicitado por Norwegian para varias de sus filiales, la aerolínea low cost ha dado el mismo paso en Noruega.

Norwegian ha decidido solicitar su reconstrucción en Noruega (proceso similar al concurso de acreedores en España o al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EE.UU.) menos de un mes de hacer lo propio en Irlanda, y una vez se ha autorizado el mismo en ese país.

El juez irlandés decidió aceptar la solicitud de Norwegian para ella misma y cinco de sus filiales tras el informe favorable del auditor seleccionado por el juez para realizar el mismo. Dicho auditor, Ken Fennell, de Deloitte en Dublínconsidera que dichas empresas tenían una perspectiva razonable de supervivencia si se tomaban varias medidas, incluida la protección judicial” señalan desde la aerolínea noruega.

El juez irlandés también dio su visto bueno para que Norwegian pudiese iniciar un proceso similar en Noruega.

Este proceso de reorganización se hará bajo la nueva ley que entró en vigor el pasado mayo, y en la que uno de los principales cambios respecto a la anterior es que solo será preciso que la mitad de los acreedores y accionistas de una empresa acepten los planes de convertir deuda en acciones, el lugar del 75 por ciento de los accionistas. Esta nueva ley, no obstante, es temporal y en principio deberá ser sustituida por una nueva legislación definitiva no mas tarde del 1 de enero de 2022.

Jacob Schram, consejero delegado de Norwegian ha señalado sobre esta nueva protección judicial: “Un proceso complementario de reconstrucción bajo la ley noruega beneficiará a todas las partes y aumentará la probabilidad de un resultado exitoso. Nuestro objetivo es asegurar puestos de trabajo en la empresa y contribuir a asegurar, en Noruega, la infraestructura más crítica y la creación de valor. A partir de ahora nos concentraremos en trabajar en pos de nuestro objetivo de reducir la deuda de la empresa, así como el tamaño de nuestra flota de aviones y asegurarnos de que somos una compañía que los inversores consideren atractiva. Estaremos listos para competir por los clientes una vez la pandemia del COVID-19 quede atrás”.

Mientras Norwegian y sus filiales permanezcan bajo protección judicial los vuelos seguirán operando y bonos y acciones seguirán cotizando con normalidad en la Bolsa de Oslo, han señalado desde Norwegian.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies