Seguridad y accidentes

Aviones y 5G, ¿mala combinación?

La FAA quiere estudiar más a fondo si el 5G puede interferir con los radioaltímetros de las aeronaves.
La FAA quiere estudiar más a fondo si el 5G puede interferir con los radioaltímetros de las aeronaves.

La FAA teme que la implementación de las comunicaciones 5G pueda afectar a los radioaltímetros de las aeronaves y poner en peligro la seguridad aérea.

La FAA cree que la expansión del 5G y la aviación coexistirán de forma segura” afirman desde la autoridad aeronáutica de Estados Unidos. Pero ello no significa que el 5G se pueda adoptar libremente, y por ello ha publicado dos directivas de aeronavegabilidad “para proporcionar un marco y reunir más información para evitar posibles efectos en los equipos de seguridad de la aviación”.

Estas directivas (una para aviones de transporte y otra para helicópteros, ambas todavía en fase de consultas) se han emitido al entender la FAA que “no se puede confiar en que los radioaltímetros realicen su función prevista si experimentan interferencias de operaciones inalámbricas de banda ancha en la banda de frecuencias de 3,7 a 3,98 GHz (Banda C 5G)”. En ella se requiere la revisión de la sección de limitaciones de los manuales de vuelo de la aeronave en vigorpara incorporar limitaciones que prohíban ciertas operaciones que requieran datos de radioaltímetro cuando se encuentren en presencia de interferencias de la banda C 5G”.

Al margen de estas directivas, ya el pasado 2 de noviembre publicó, sobre el mismo tema, un Boletín especial de información de aeronavegabilidad que informaba a los fabricantes de aeronaves y de radioaltímetros, los operadores y los pilotos del despliegue previsto de redes inalámbricas de banda ancha desde el 5 de diciembre de 2021 en las bandas de 3.700 a 3.800 MHz en determinadas zonas de Estados Unidos. En este también pedía a estos que: “Proporcionen voluntariamente a las autoridades federales información específica relacionada con el diseño y la funcionalidad de los altímetros, detalles sobre el despliegue y el uso de los radioaltímetros en las aeronaves, y que prueben y evalúen sus equipos junto con las autoridades federales. Los resultados de esas pruebas y evaluaciones deben comunicarse a las autoridades de aviación civil y a los reguladores del espectro correspondientes. La FAA está colaborando actualmente con la Comisión Federal de Comunicaciones y la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información de EE.UU. para evaluar la necesidad de mitigación más allá de la acción recomendada en este boletín”.

En este, la FAA señala que numerosos países están desplegando redes inalámbricas en la banda de los 3 GHz, concretamente en la banda de 3.300 a 4.200 MHz. Ante ello “algunos países han aplicado mitigaciones técnicas, reglamentarias y operativas temporales, incluidas restricciones temporales de proximidad y potencia, a las redes de banda ancha inalámbricas que operan en las bandas comprendidas entre 3.700 y 4.200 MHz. Todavía no se han registrado informes probados de interferencias perjudiciales debidas a las operaciones de banda ancha inalámbrica a nivel internacional, aunque esta cuestión se sigue estudiando”. En el caso de EE.UU., señalan que “hay un despliegue de banda ancha inalámbrica en la banda de 3,65 a 3,7 GHz desde 2007. La Comisión Federal de Comunicaciones inició un procedimiento para autorizar el servicio de banda ancha móvil en la banda de 3,55-3,7 GHz en diciembre de 2012 y adoptó normas definitivas en abril de 2015 y octubre de 2018. El despliegue comercial comenzó en septiembre de 2019, sin que hasta la fecha se conozcan problemas en los altímetros”.

Después de ello se comenzó a trabajar con la banda de 3,7 a 4,2 GHz y ya se han subastado frecuencias y emitido licencias de uso en la banda de 3.700 a 3.800 MHz.

Dado que los radioaltímetros funcionan emitiendo sus señales entre 4.200 y 4.400 MHZ, y que el proceso de certificación de estos no incluye comprobaciones de posibles interferencias de bandas adyacentes, la RTCA formó ya en 2020 un comité para analizar “el impacto de las interferencias de las operaciones inalámbricas de banda ancha en la banda de 3.700 a 3.980 MHz sobre los radioaltímetros”, el cual emitió un informe ese mismo año, que todavía, sigue en revisión. RTCA es una organización privada de Estados Unidos formada en 1935 como la Comisión Técnica de Radiocomunicaciones para la Aeronáutica (RTCA por sus siglas en inglés).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies