Aviación comercial

El transporte aéreo fuera del plan de Choque de Respuesta a la Guerra de Ucrania  

El aeropuerto de Madrid Barajas es el que m´qas lentamente se recupera entre los meses de junio y agosto.
El aeropuerto de Madrid Barajas es el que m´qas lentamente se recupera entre los meses de junio y agosto.

El Gobierno español deja a las aerolíneas fuera de las ayudas al transporte para amortiguar la escalada del precio del combustible y del IPC.

Javier Gándara, presidente de ALA, la asociación de líneas aéreas en España, que representa al 85 por ciento del tráfico aéreo en España ha denunciado que una vez más el Gobierno se olvida del transporte aéreo.

El transporte aéreo es el único medio de transporte excluido de las medidas anticrisis del Plan de Choque de Respuesta a la Guerra de Ucrania (Real Decreto ley 6/2022, de 29 de marzo), “pese a que también está soportando las consecuencias del conflicto bélico

Gándara, en sus declaraciones contra esta exclusión ha recordado que el transporte aéreo es un sector estratégico, que transporta a más del 80 por ciento de los turistas internacionales que nos visitan; y que representa cerca de un 14 por ciento del PIB y un 12,5 por ciento del empleo en España. Y un sector que debe soportar el mismo incremento de costes del combustible y de suministros que el resto del transporte: “El Gobierno no puede olvidarse de nosotros. Somos un sector estratégico y fundamental para el desarrollo del turismo, de la conectividad, de la carga y, por tanto, de la economía y el empleo. El transporte aéreo no es ajeno a esta subida de los precios en los combustibles, ya que incluso para aquellas aerolíneas que cuentan con coberturas, debe recordarse que, en cualquier caso, éstas son limitadas en el tiempo y no son gratuitas”.

De esta forma desde la asociación se pide “al Gobierno que adopte medidas de apoyo al sector que contribuyan a aminorar las cargas que soportan y les ayude así a amortiguar las consecuencias de esta crisis por el conflicto bélico. Una de estas medidas sería la asunción por parte del Estado de la totalidad de los costes derivados de las medidas de seguridad sanitaria frente al COVID-19 realizadas en los aeropuertos”.

Sobre este punto, que las aerolíneas cifran en un coste de 150 millones euros, Gándara recuerda una vez más que es un importe “que se ha trasladado en su totalidad a las compañías aéreas vía tarifas aeroportuarias, lo que ha impedido que las aerolíneas se beneficiasen de una rebaja tarifaria del 10,99 por ciento en 2022, frente a la rebaja de 3,17 por ciento aplicada finalmente este año al tener que asumir dichos costes sanitarios”.

Para ALA “debe ser el Estado el que se haga cargo de la totalidad de estos costes, pues se trata de un servicio para garantizar la seguridad sanitaria de todos los ciudadanos en España, y no la de los pasajeros. Además, la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID19, prevé subvenciones o ayudas económicas del Estado para que AENA recupere los costes en los que pudiese incurrir por dichas medidas sanitarias. Por tanto, el Estado debe aprobar estas subvencionas para costear esta seguridad sanitaria y, en ningún caso, trasladárselo a las compañías aéreas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies