COVID19 Empresas Industria

La ayuda a la industria aeronáutica francesa incluye sustiuir al A320

Airbus lleva varias décadas trabajando en aviones ultraeficientes. El Concept Plane fue uno de los primeros diseños mostrados.
Airbus lleva varias décadas trabajando en aviones ultraeficientes. El Concept Plane fue uno de los primeros diseños mostrados.

El Gobierno francés ha aprobado una ayuda de 15.000 millones de euros para la industria aeroespacial local que incluye fondos para el desarrollo de un nuevos aviones y helicópteros ecoeficientes.

El plan de ayudas que el Gobierno francés ha anunciado para su industria aeronáutica, cifrado en 15.000 millones de euros, de los que casi la mitad, 7.000 millones, son los ya anunciados de ayuda a Air France, incluye financiaciones de distintos tipos para toda la cadena de suministro francesa por la crisis económica desatada por la pandemia del COVID-19.

Aunque las ayudas serán principalmente para el sector civil, también habrá algunas en el campo militar. Estas tomarán forma de un adelanto de las entregas de tres Airbus A330MRTT; ocho helicópteros Airbus EC725 Caracal; un Beech King Air para vigilancia; y la compra de varios drones para vigilancia naval, cuya compra estaba prevista para los próximos años. El valor de estos contratos es de 600 millones de euros.

Con estas ayudas el Gobierno francés quiere asegurar que las empresas mantengan su fuerza laboral, estimada en unos 35.000 trabajadores, de los que uno de cada tres estaba en peligro de perder su trabajo por los recortes productivos y la disminución del transporte aéreo.

Sin embargo, el principal programa beneficiado, aunque solo con 1.500 millones de euros, será el desarrollo de un sucesor al Airbus A320 que sea neutral en emisiones de carbono y que bien use biocombustibles (además de ofrecer un descenso del consumo del 30 por ciento respecto a los modelos actuales), o hidrógeno como fuente energética. “Los franceses deben preservar su participación en la creación y producción de la próxima generación de la aviación” han manifestado desde el Gobierno.

El nuevo plan francés quiere acelerar la entrada en servicio de este nuevo avión de 2050, la fecha hasta ahora prevista, hasta el año 2033 o 2035, con un demostrador previo que volaría entre 2026 y 2028.

Pero este no sería el único nuevo avión verde. El Gobierno francés también quiere impulsar un avión regional ultra eficiente, bien híbrido eléctrico o de hidrógeno, que entraría en servicio hacia 2030; y un sustituto del helicóptero H145, también en los años treinta de este siglo, y que igualmente haga uso de motores híbridos eléctricos o de hidrógeno.

Como parte de este esfuerzo, Airbus (con 116 millones), Dassault (13 millones), Safran (58 millones) y Thales (13 millones) crearan un fondo de 1.000 millones de euros, junto al banco estatal Bpifrance (que aportará 200 millones al fondo) y otros inversores, para dar liquidez a las pequeñas empresas de la cadena de suministro y darles apoyo en reestructuraciones, refinanciación o fusiones. Se espera que a lo largo de julio la mitad de este fondo esté ya disponible,

Además, otros 300 millones de euros serán aportados den otro plan de financiación por el Gobierno para la modernización de los procesos productivos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies