Digitalización Empresas Fabricantes Industria Industria 4.0 nuevas tecnologías

Alberto Gutiérrez de Airbus: “queremos mantener el máximo empleo y carga de trabajo en Cádiz”

Producción de estabilizadores horizontales del Airbus A380 en la factoría de Puerto Real.
Producción de estabilizadores horizontales del Airbus A380 en la factoría de Puerto Real.

El presidente de Airbus España ha considerado muy positivamente la propuesta realizada ayer por los sindicatos para el futuro de la empresa en Cádiz.

Alberto Gutiérrez, máximo responsable de Airbus en España, ha querido comentar la propuesta presentada ayer por los sindicatos CCOO y UGT junto al Gobierno español para tratar de garantizar el empleo y la continuidad de la planta de Puerto Real.

Lo primero que ha comentado es que estaba en Toulouse en una reunión con los sindicatos europeos precisamente explicándoles y valorando la propuesta.

Gutiérrez  ha hecho un breve resumen de la situación como consecuencia de la pandemia del COVID-19, con el desplome de las ventas y entregas de aviones comerciales y la posterior toma de decisiones para reducir los costes, incluyendo la de reducir en 15.000 puestos de trabajo en toda la compañía, 3.611 en España, luego reducidos a 480. A este respecto ha incidido sobre el mantenimiento de empleo en estos momentos de crisis, que, haciendo grandes esfuerzos y usando las distintas herramientas del convenio colectivo, en España “a día de hoy no se ha despedido a nadie”.

Respecto a la recuperación, tras calificar de severo el impacto de la crisis en la familia A320 ha señalado que “esperamos que la recuperación sea antes, pero en el caso de los A350 y A330 la recuperación no se va a producir realmente hasta 2025 y adelante”.

Alberto Gutierrez, presidente de Airbus España.
Alberto Gutierrez, presidente de Airbus España.

De esta forma, Puerto Real como es bien sabido es actualmente el eslabón débil de Airbus en España por su ya larga crisis por falta de carga de trabajo, tanto por el fin de la producción del A380 como por la reducción en las cadencias de producción de los aviones de dos pasillos, y que son el principal producto en el que se trabaja en dicha planta. Gutiérrez ha insistido en que actualmente se trabaja allí a menos del 50 por ciento de la capacidad: “No hay planta en el mundo que aguante así, que los costes fijos del 100 por ciento se repercutan sobre el 50 por ciento”. También ha afirmado sobre las conversaciones sobre el futuro de la planta, y del resto de las instalaciones de la compañía en la provincia de Cádiz señaló que “lo que está claro es que no hacer nada ni es una solución ni la mejora”.

Confirmó también que en Airbus se ha aceptado muy bien la propuesta de centrar la producción en Cádiz en una sola planta y dedicar la otra a crear un polo industrial tecnológico 4.0 que funcione como elemento tractor, no solo para la industria aeronáutica, sino para cualquier otra actividad industrial.

Alberto Gutiérrez, eso sí, ha dejado claro en todas las ocasiones que todavía no se ha tomado una decisión de si Puerto Real será la factoría o la base del polo 4.0, aunque en un momento si dejó entrever que muy probablemente sea la situada en El Puerto de Santa María, conocida como Centro Bahía de Cádiz (CBC), la que agrupe la producción.

El unificar producción en un solo centro, tanto civil como militar, tendrá la ventaja que será más sencillos hacer frente a los picos y valles de producción trasladando empleados de un programa a otro sin que se tengan que desplazar a otra planta. Puerto Real es una planta dedicada a las aeronaves civiles de Airbus, mientras que el CBC trabaja también en el segmento militar de Airbus y produce varios componentes para el Boeing 737.

Para Gutiérrez el siguiente paso será abrir negociaciones con los sindicatos locales para llegar a un acuerdo lo antes posible: “Toda la energía que gastemos en llegar al acuerdo será energía de menos que vamos a gastar en invertir a futuro y sacar adelante la empresa”.

Preguntado por la posibilidad del uso de fondos europeos, Gutiérrez señaló que “los fondos de recuperación europeos, que esperamos lleguen pronto, son una magnífica oportunidad para ahondar en temas de digitalización, transición ecológica y de cohesión social y territorial y para el desarrollo del centro de Bahía de Cádiz allá donde mejor sea una vez hayamos discutido con los sindicatos, y que sea un polo de atracción para la zona y es en lo que estamos trabajando con la Administración”.

Otro aspecto que ha destacado es la visión de Airbus en que el futuro de la aviación pasa por la hidrogenización y los aviones cero emisiones “en condiciones económicas compatibles con el mercado. Para estar ahí, “las negociaciones pasan por los planes tecnológicos aeroespaciales que forman parte de los acuerdos con el Gobierno, y para los que hay unas dotaciones económicas para todo el sector de unos 180 millones a lo largo de los próximos años, que nos permitirán ir avanzando tanto en tecnologías acumulativas como disruptivas. Es un gran reto en el que ya estamos trabajando para que cuando se lancen los nuevos proyectos estemos ahí en condiciones de competitividad basadas en herramientas como la industria 4.0, el gemelo digital, la robotización, el uso del big data y la inteligencia artificial, de la fabricación 3D y la reducción de ciclos”.

Protestas en el centro de Bahía de Cádiz de Airbus por el posible cierre de la planta de Puerto Real.
Protestas en el centro de Bahía de Cádiz de Airbus por el posible cierre de la planta de Puerto Real.

De esta forma, Gutiérrez ha anticipado que él ve el nuevo centro tecnológico gaditano como uno de prototipado, de desarrollo y pruebas de nuevas tecnologías, producción y preparación de demostradores, y aprender las mejores formas de aplicar tecnologías como por ejemplo la visión artificial que permite, siguiendo el ejemplo, proyectar sobre el avión el cableado en lugar de tener que seguir unos planos.

También ha señalado que aunque Airbus sea una empresa aeroespacial, los desarrollos tecnológicos que se logren pueden ser aplicados a otras industrias, destacando entre otras a Navantia, también en la zona de Cádiz, que trabaja sobre tecnologías similares.

Cuando le preguntamos sobre la posibilidad de crear también carga de trabajo, bien para las plantas gaditanas, bien para la de Illescas (Toledo), con una mayor participación en nuevos programas, como por ejemplo el comentado lanzamiento de la versión carguera del A350, fabricando las puertas del carga o el suelo reforzado de la cabina, Alberto Gutiérrez descartó esta posibilidad ya que “una vez se lancen nuevos productos habrá que ver en el entorno de la compañía el dónde, cómo y de qué manera se reparte el trabajo, pero ahora mismo no tenemos ningún proyecto para lanzar de forma inmediata salvo los ya conocidos en el entorno de Defensa y que estamos a la espera de que se materialicen”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies