Fabricantes Industria

Embraer optimista: 5.500 aviones de menos de 150 plazas en 10 años

Para Embraer para el futuro post-COVID-19 se producirá un cambio en las aerolíneas hacia aviones más pequeños.
Para Embraer para el futuro post-COVID-19 se producirá un cambio en las aerolíneas hacia aviones más pequeños.

El fabricante brasileño Embraer ha presentado sus nuevas previsiones de mercado para los próximos 10 años para aviones de menos de 150 plazas.

Embraer considera que en los próximos 10 años el mercado demandará 5.500 nuevos aviones de menos de 150 plazas: 4.220 para reemplazar a otros tantos en servicio actualmente y 1.280 para crecimiento del mercado. Además, otros 4.400 aviones que hoy en día están en servicio continuaran siendo operados por aerolíneas de todo el mundo.

Según las previsiones de Embraer, 4.420 será cifra de reactores del segmento analizado que serán entregados en estos 10 años, mientras que los turbohélices sumarán 1.080.

Nuevos aviones de menos de 150 plazas hasta 2029
Región Flota 2019 Entregas reactores Entregas turbohélices Entregas totales Flota 2020
África 579 100 80 180 650
Asia Pacífico 800 1.220 490 1.710 2.020
CIS 530 300 80 380 650
Europa 1.600 780 190 970 1.680
América Latina 430 380 130 520 810
Oriente Medio 190 120 30 150 220
América del Norte 3.630 1.500 80 1.580 3.370
Total 7.759 4.400 1.080 5.490 9.400

Según las estimaciones de Embraer, las regiones de Asia Pacífico y América Latina serán las que encabecen el crecimiento de la demanda en términos de pasajeros kilómetro transportados (PKT), con un 3,4 y un 3 por ciento respectivamente, seguidas muy de cerca (2,9 por ciento de crecimiento) por Oriente Medio. África crecerá un 2,9 por ciento; Rusia y las ex repúblicas soviéticas un 2,6 por ciento; Europa un 1,8 por ciento, y América del norte un 1,6 por ciento.

Con estas cifras, en 2029 la región Asia Pacífico representará el 37 por ciento del tráfico aéreo mundial, mientras que Europa y Norte América juntas sumarán el 40 por ciento.

Con todo, en Embraer consideran que el crecimiento de los viajes aéreos, medidos en esos PKT, para estos 10 años se mantendrá un 19 por ciento por debajo de las previsiones previas al COVID-19, y que será en 2024 cuando se recupere una cifra de estos similar a la de 2019.

Para Embraer, como ya se ha visto, una parte de los viajes de negocio no se recuperará y continuará siendo sustituida por reuniones virtuales por internet; y que “la pandemia también puede llevar a las empresas a alejarse de los grandes centros urbanos ya que el talento no está vinculado a una geografía específica. En cualquier caso, estos patrones cambiantes en la demanda empresarial serán manejados por aerolíneas a través de una mayor conectividad, aviones del tamaño adecuado y una mejor gestión de ingresos”.

Por lo que a los viajes de ocio, señalan: “Esperamos que para parte del ocio los pasajeros preferirán viajes más cortos. Sus elecciones reflejarán las realidades de los nuevos procedimientos de viaje, su percepción de la seguridad personal durante el tránsito, y la calidad de experiencia esperada en su destino. En general, los nuevos viajeros serán más conscientes de sus opciones que, a su vez, remodelarán la demanda actual perfil. Las aerolíneas deberán revisar sus redes, evaluar sus flotas, ofrecer nuevas soluciones, comunicarse de manera eficiente, y brindar libertad de elección para atraer pasajeros”.

En cualquier caso, consideran que producirá una regionalización mundial: “Muchos países se dieron cuenta de su vulnerabilidad a través de su dependencia excesiva de las cadenas de suministro internacionales durante la crisis. Para evitar repetir esa exposición en el futuro, las empresas tenderán a volverse hacia adentro para mitigar el riesgo”. Con ello, aquellos transportistas “lo suficientemente afortunados como para servir a grandes mercados domésticos o continentales con pocas restricciones fronterizas puedan salir de la crisis mucho más fuertes que los que dependan de que las fronteras internacionales sigan abiertas”.

Así, continúan desde Embraer “debemos esperar una menor demanda para vuelos de largo radio y una mayor para los regionales. Esta dinámica creará un nuevo interés hacia destinos secundarios y menos poblados, que a su vez abrirán nuevas oportunidades para los servicios aéreos con aviones de menor capacidad”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies