Empresas Fabricantes Industria

Huelga en la industria aeronáutica española

Portesta en Sevilla en 2018 de UGT en defensa de los puestos labolales en la industria aeronáutica española.
Portesta en Sevilla en 2018 de UGT en defensa de los puestos labolales en la industria aeronáutica española.

Los  sindicatos han convocado una huelga general en las empresas de la industria aeronáutica en protesta por los despidos que se están negociando.

El próximo 22 de septiembre CC.OO. y UGT han convocado un paro nacional en la industria aeronáutica española en protesta por los más de 3.000 despidos previstos solo en las cuatro mayores empresas del sector.

Según señalan, el acuerdo entre el Gobierno español y Airbus, además de la compra de diversas aeronaves incluía una serie de ayudas directas a las empresas: “Estas ayudas no solo están comprometidas con Airbus, sino que su despliegue alcanza toda la cadena de suministros”, recalcan desde la Federación de Industria de CC.OO., responsable directa de esta convocatoria en el sindicato.

Sin embargo, -prosiguen- estas ayudas parecen no haber tenido ningún efecto ante las distintas compañías, que continúan persistiendo en sus pretensiones de eliminar numerosos puestos de trabajo en nuestro país. El dinero de los contribuyentes debe utilizarse para apoyar al sector, las empresas y el mantenimiento del los empleos, en lugar de ir a parar a los accionistas. Esto es aún más perentorio en compañías como Alestis o Airbus, donde a través de SEPI, la propia administración es accionista”.

Así, ambos sindicatos instan “a la administración a tomar medidas urgentes para proteger la industria y salvaguardar los miles de empleos de alta calidad que están en juego, rechazando la implantación de los ERE e instando a buscar soluciones alternativas. En este sentido, reclamamos la urgente constitución de una mesa del sector aeronáutico, con la participación de la administración, las empresas y los sindicatos a fin de buscar soluciones al problema generado por la crisis del COVID para que esta no sirva como mera excusa para efectuar despidos y desmantelar las condiciones laborales de los trabajadores del sector. Creemos que esta crisis debe de servir para fortalecer el sector aeroespacial en nuestro país, implementando un plan estratégico a medio y largo plazo que permita su desarrollo con posterioridad a la pandemia”.

Las compras firmadas con Airbus, recordemos, todavía deben negociarse (condiciones económicas, plazos de entrega, equipamiento, etcétera) y plasmarse en contratos, lo que debería ocurrir a lo largo de los dos próximos años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies