Digitalización I+D+i Industria Industria 4.0

El presidente de Airbus España espera que los fondos europeos sirvan para cambiar el modelo económico español

Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus en España, ha participado en un encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, NEF, en el que ha analizado la situación por la que atraviesa el sector aeroespacial, las oportunidades que se abren tras la pandemia, y la necesidad de cambiar el modelo económico español.

El presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, ha sido el protagonista del encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, en formato on line, en el que ha revisado el estado de salud de la industria aeroespacial y de defensa en España y el papel que Airbus ha jugado, juega, y jugará en el desarrollo de esta industria en nuestro país.

Guitérrez, en el tono diplomático pero directo que le caracteriza, ha resumido los principales desafíos que tiene esta industria en nuestro país, y ha contestado a todas las preguntas planteadas tanto por el anfitrión del evento, el presidente del Foro Nueva Economía, José Luis Rodríguez, como por el público que ha seguido en directo este evento en formato on line.

El encuentro ha contado también con la intervención en directo del ministro de Ciencia e Innovación Pedro Duque, cuyo principal mensaje ha sido que la ciencia y la innovación son las ideas tractoras que están detrás del plan de recuperación nacional, con cargo a los presupuestos europeos Next Generation, con la clara intención de aumentar la inversión en este vector estratégico para el desarrollo nacional. Duque ha hecho referencia al Plan TECA, dotado con 160 millones de euros, cuyo principal objetivo es dotar a las empresas españolas de recursos para participar en los grandes programas europeos de ciencia, innovación y tecnologías disruptivas.

Entre los mensajes de calado del primer ejecutivo de Airbus en España hay uno que ha sobresalido. Los fondos europeos de resiliencia y recuperación, o fondos Next Generation, son una oportunidad de oro que España debe aprovechar para cambiar el modelo económico, ha afirmado. Gutiérrez ha explicado que la contribución al PIB nacional de la industria oscila, dependiendo del año, entre el 10 y 13 por ciento, y que sería deseable que ese porcentaje se incrementara. «Porque la industria -ha afirmado- ha demostrado en otras crisis su gran resiliencia, que es una garantía de mantenimiento y creación de empleo de alto valor y cualificación.»

OPORTUNIDAD ÚNICA

El ejecutivo ha recordado que los dos Planes Tecnológicos Aeronáuticos que España puso en marcha hasta el año 2013, con una inversión de 360 millones de euros, generaron un retorno de 44.000 millones de euros, y colocaron a la industria aeronáutica nacional como líderes absolutos en fibra de carbono, identificando una de las tecnologías que tendrían más futuro dentro de la fabricación de aviones.

El actual, que estará dotado con 160 millones de euros, debe caminar en este sentido, ha afirmado Gutiérrez, debe definir áreas tecnológicas concretas de desarrollo. El de la sostenibilidad deber ser el eje conductor de este nuevo Plan Tecnológico Aeronáutico, ha afirmado. España es el responsable de la construcción del fuselaje trasero de todos los aviones comerciales de Airbus, donde se aloja la Unidad Auxiliar de Potencia o APU -por sus siglas en inglés-, esto es importante porque las primeras unidades de potencia dentro del avión que se convertirán en componentes completamente eléctricos, y por tanto, cero emisiones, serán estas unidades auxiliares, por lo que la oportunidad para España es única, ha afirmado.

Alberto Gutiérrez ha explicado también cuáles son las líneas estratégicas generales que el grupo maneja en España en el medio y largo plazo para garantizar el futuro industrial tanto de Airbus como de la cadena de suministro: sostenibilidad,  digitalización, cohesión territorial y social con instalaciones productivas en la España vaciada y la formación, elemento cardinal para garantizar la aportación de talento en un sector que se caracteriza por los rápidos cambios que sufre y por un crecimiento constante.

En este sentido ha explicado también que este cambio de modelo debe hacerse subvencionando proyectos concretos, no con ayudas generalistas. Y que esperan el Real Decreto que definirá las líneas maestras para el reparto de los fondos europeos con expectación, para contestar a las diferentes llamadas de interés, con el foco puesto en estas cuatro líneas estratégicas.

«Si Dassault es el «campeón nacional» de la industria aeronáutica en Francia, en España este campeón es Airbus»

Una de las primeras preguntas del debate on line se ha referido a la situación específica de Airbus en España. Gutiérrez ha explicado que la pandemia ha atacado principalmente a los sectores ligados con la conectividad, que es una de las partes importantes del negocio de Airbus. Ha recordado que el 80 por ciento de la flota mundial de aviones comerciales sigue parada, y que el grupo empieza a entender mejor cómo reaccionar ante esta pandemia. El otro punto que ha destacado en este sentido es la incertidumbre que enfrenta la economía a nivel general, y la del transporte aéreo en particular.

El presidente de Airbus en España ha explicado que una de las primeras medidas que tomó el grupo fue garantizar caja, que es el motor que hace funcionar a una compañía, para lo que suscribieron una serie de acuerdos financieros a principios de la pandemia, lo «que nos ha permitido ir sorteando esta crisis». Sin olvidar, ha explicado, las medidas de recorte de gasto para minimizar la salida de efectivo. Entre estas,  una de las que más impacto a nivel de opinión pública ha tenido fue el anuncio del recorte de 15.000 puestos de trabajo, más de 1.600 de ellos en nuestro país.

«ESPERAMOS NO TENER QUE CERRAR PUERTO REAL»

Alberto Gutiérrez no ha eludido ninguna pregunta. Respecto al recorte de empleo en España ha afirmado que, en línea con la política tradicional del grupo, del número inicial previsto de despidos en España, más de 1.000 se han realizado mediante acuerdos de salidas pactadas y  jubilaciones anticipadas, por lo que a día de hoy el excedente de empleo ronda las 600 personas.

El ABC de Sevilla publica hoy una información en la que afirma que este excedente de 600 puestos de trabajo podría reducirse a 200. Preguntado por este tema, Alberto Gutiérrez ha explicado que si se aceptan las condiciones planteadas por la compañía, como traslados intercentros, y otras medidas que se negocian con los agentes sociales, podría llegarse a esta reducción, y que la voluntad de la compañía es llegar a este tipo de soluciones.

En el mismo sentido se ha manifestado respecto a Puerto Real. Preguntado por el posible cierre de la factoría gaditana, ha explicado que esperan no tener que proceder a su cierre, pero que no «podemos negar que estamos ante una situación única y crítica, pero seguimos negociando para que esta situación no llegue a producirse». 

«Después de algunas dificultades, desde Airbus nos sentimos ahora escuchados y apoyados por el Gobierno de España».

Alberto Gutiérrez ha entrado también al detalle de los distintos acuerdos comprometidos entre el Gobierno español y la multinacional, en los dos encuentros que el máximo ejecutivo del grupo a nivel mundial, Guillaume Faury, ha mantenido con Pedro Sánchez, presidente de España. Gutiérrez ha contestado a una pregunta directa del público sobre la relación que actualmente mantiene el Grupo con el Gobierno, después de la decisión de elegir a Indra como coordinador del programa FCAS en España.

Ha reconocido que la relación pasó por momentos difíciles, pero que actualmente se sienten escuchados por el Gobierno español. Además, ha afirmado, a una pregunta sobre si el gobierno francés trata mejor a Dassault que el español a Airbus, que si en Francia hay un campeón nacional de esta industria son Dassault y Airbus, mientras que en España el campeón nacional es Airbus.

Uno de los requerimientos del gobierno español fue el de adquirir más protagonismo en el Comité de Dirección del grupo. Preguntado por Fly News sobre este aspecto, en un momento en el que la multinacional está preparando una importante remodelación de su estructura organizativa, ha afirmado que más que nacionalidades debe hablarse de talento. «Estamos identificando los perfiles más idóneos para prepararlos y que sean candidatos irrefutables».

Gutiérrez no se ha olvidado de otros proyectos que garantizarán el futuro de la industria nacional, como el FCAS, del que España se convirtió en miembro de pleno derecho, el Eurodron, o el programa de actualización y modernización de los Tigres alemanes, españoles y franceses, Tigre MK3, que supondría una gran carga de trabajo  para la factoría de Albacete, que sería la responsable del montaje final de todos estos helicópteros Tigre modernizados.

Esther Apesteguía

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Decepción con AIRBUS…,al principio pensaba que era la mejor empresa del mundo,de como hacia las cosas..su etica,su integridad y como cuidaba a sus trabajadores..todo una farsa cara al publico..es una empresa mas …,que solo busca lo que todas.. beneficios…sin importar dejar en la estacada a cientos de familias..y precarisando cada vez mas a sus cualificados trabajadores…que se van quemando..por un incierto futuro..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies