Aviones Aviones comerciales

Boeing 737 MAX 10: primer vuelo “secreto”

Pressentación oficial del B-737 MAX 10 en noviembre de 2019. Solo para empleados.
Pressentación oficial del B-737 MAX 10 en noviembre de 2019. Solo para empleados.

A diferencia de las grandes fanfarrias que suelen acompañar a los primeros vuelos de un modelo, Boeing ha decidido mantener un perfil bajo hoy con el del B-737 MAX 10.

Solo unos días después de que Boeing hiciese entrega del primer B-737-8-200 a Ryanair, el fabricante con sede en Chicago tiene previsto completar hoy otro hito de la familia B-737 MAX: el primer vuelo de la versión 10, la de mayor tamaño. Pero lo hará sin ningún tipo de festividad ni retransmisión en vivo, dentro del perfil bajo que está manteniendo.

En Boeing parecen que han decidido  que es mejor aquello de que “que no hablen de mi, aunque sea para bien y, por ejemplo, declinaron hacer cualquier tipo de comunicación oficial sobre la entrega a Ryanair, dejando todo en manos de la aerolínea.

Así, el primer vuelo del B-737 MAX 10 se debería producir, si la meteorología no lo impide, a las 7 de la tarde hora española y debería tener una duración de entre dos y tres horas de acuerdo a lo normal en un primer vuelo de este tipo.

Este primer B-737-10 salió de la cadena de producción en el mes de noviembre de 2019 y ha permanecido desde entonces almacenado mientras se completaban las pruebas para la recertificación del B-737 MAX después de los dos accidentes del modelo. En mayo el avión fue trasladado a la línea de vuelo de Renton (donde está la cadena de producción del modelo) para completar las pruebas en tierra y  prepararlo para este primer vuelo. El miércoles 16 de junio se llevaron a cabo varias pruebas de carreteo del avión y carreras a alta velocidad por la pista.

El B-737-10 puede transportar a hasta 230 pasajeros a 6.100 km y es el mayor de los cuatro miembros básicos de la familia del B-737 MAX. Con 43,8 metros de largo es también el más largo de todos los B-737: es 15,20 metros más largo que el B-737-100, la primera variante, y 1,7 metros más largo que el B-737-900 y 1,6 m que el B-737-9.

Boeing acumula unos 550 pedidos de esta variante por parte de 20 aerolíneas (la cifra es aproximada ya que Boeing en la mayoría de los casos solo habla de B-737 MAX y los compradores, en la mayoría de los casos tienen un tiempo entre la firma del contrao de compra y el momento en que deben decidir definitivamente la versión del avión).

La entrada en servicio de este avión se había programado originalmente para 2020, pero la crisis y paralización del modelo por los accidentes retrasaron esta fecha, que ahora está prevista para 2023. Un retraso de tres años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies