Aerolineas Aviación comercial Europa

Los sindicatos europeos amenazan con huelga en Ryanair en verano

Empleados españoles de Ryamair protestan durante la guelga de 2018.
Empleados españoles de Ryamair protestan durante la guelga de 2018.

Varios sindicatos europeos, entre ellos los españoles SITCPLA y USO anuncian posibles huelgas en verano si Ryanair “no mejora las condiciones de trabajo precarias de sus trabajadores”.

Siete sindicatos europeos: los belgas ACV PULS y CNE; el francés SNPNC; el portugués SNPVAC; el italiano UILTRASPORTI y los españoles USO y SITCPLA, han anunciado que estudian organizar huelgas en Ryanair este veranosi no se produce un cambio sustancial en las condiciones laborales de los TCP” de la aerolínea.

Desde estos sindicatos señalan que “Tras la primera huelga convocada a nivel europeo en una aerolínea, en 2018, Ryanair ha realizado pocas modificaciones en las condiciones de trabajo de colectivo de tripulantes de cabina”, y es por ello que se están planteando estas acciones coordinadas.

Estos también señalan que: “Entre las reivindicaciones defendidas por los sindicatos y que se han trasladado a la dirección de Ryanair se encuentra la aplicación de los derechos laborales básicos, que no serán objeto de negociación; acabar con remuneraciones por debajo del SMI; cesar en la contratación de trabajadores a través de cesión ilegal de trabajadores, hecho acreditado por Inspección y la Audiencia Nacional; acatar las sentencias judiciales, hasta el momento ignoradas por la compañía con la inacción de las autoridades locales y europeas; adaptarse a las diversas leyes nacionales y normas sociales en los países donde operan, y reconocer los derechos de los trabajadores a organizarse en sindicatos de su elección, participando en la negociación colectiva”.

Entre las “irregularidades cometidas por Ryanair en la gestión de su personal y los ataques contra los derechos de sus trabajadores”, los sindicatos destacan: “el hecho de que la tripulación de cabina sigue trabajando sin acceso a agua a bordo del avión, a pesar de haber sido sancionada por la Inspección de Trabajo en España; nóminas incomprensibles y mal elaboradas, lo que revierte negativamente en las personas trabajadoras; falta de transparencia en el sistema de traslados y  en los ascensos en la carrera profesional, lo que a menudo se utiliza como forma de presión a los trabajadores para que acepten peores condiciones”.

Finalmente, arremeten también contra los gobiernos ya que “se muestran demasiado cautelosos a la hora de cuestionar el modelo de Ryanair dejando a los trabajadores indefensos ante el dumping social y también a los pasajeros expuestos a las perturbaciones”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies