Industria

Cómo una tecnología ayuda a salvar vidas por aire

La tecnología Lifeseeker  de la empresa española Centum ayuda a la policía de Baja Sajonia, Alemania, en el rescate de una anciana con demencia, así como a grupos de senderistas perdidos en la montaña.

El número de personas que realizan actividades al aire libre como el senderismo o la escalada ha ido creciendo en los últimos tiempos y se ha intensificado como consecuencia de la pandemia. Al tratarse de perfiles con menos experiencia, ha habido también un incremento en el número de incidencias y los equipos de rescate han recibido muchas llamadas para auxiliar a personas heridas o perdidas.

En los casos en los que se desconoce el paradero de la víctima, es necesario desplegar equipos de búsqueda por tierra o aire para localizarla. Las operaciones por aire son más rápidas que las de tierra y, además, ofrecen una mayor visibilidad de la zona rastreada. Aún así, estas tareas pueden llegar a tardar horas o incluso días.

Por eso, en situaciones como estas donde las primeras horas son críticas, “no solo cada segundo cuenta, sino también disponer de la tecnología adecuada”. Así lo afirma el presidente y máximo responsable de la Policía Estatal de Baja Sajonia (Alemania), Alex Brockman, cuya organización utiliza desde el pasado mes de junio el sistema Lifeseeker para encontrar a personas desaparecidas a través de la localización de su teléfono móvil.

Esta tecnología, desarrollada y producida por la española CENTUM, está siendo operada por el Escuadrón de Helicópteros de la Policía de Baja Sajonia (conocido como PHuStN por sus siglas en alemán) y ya han tenido varios casos de éxito. El primero de ellos fue el día 14 de junio, cuando consiguieron localizar rápidamente a una anciana con demencia en un bosque cerca de Deister, en la región de Hanover, gracias a la localización de su teléfono móvil.

Héctor Estévez, CEO de CENTUM, comenta que los equipos de búsqueda y rescate son conscientes del incremento del número de personas que practican actividades al aire libre y que, con el alivio de las restricciones, esto no hará más que aumentar. Por eso, dice, “ahora es el momento adecuado para que los equipos SAR evalúen la tecnología disponible en el mercado para asegurarse de que disponen de todo lo que necesitan para tener el mayor éxito posible en sus misiones de búsqueda y rescate”.

Casos como el de Alemania son prueba de que el sistema Lifeseeker también puede ayudar a los equipos de búsqueda y rescate a encontrar a personas mayores que se hayan perdido. En 2020, se produjeron más de 7.500 denuncias por desapariciones de personas mayores de 65 años en España. Una de las soluciones que ofrecía Sosdesaparecidos era la de proveer a las personas mayores con geolocalizadores para poder encontrarlos fácilmente en caso de que se pierdan.

Con Lifeseeker no es necesario que la persona lleve consigo ningún dispositivo especial de geolocalización, ya que este utiliza el teléfono móvil para localizarla. Asimismo, el sistema también es capaz de localizar la mayoría de los geolocalizadores destinados a personas mayores. Además, no hace falta que la víctima haga nada, basta con tener el móvil encendido. También vale la pena destacar que Lifeseeker funciona incluso en zonas sin cobertura.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies