Aviación comercial Biocombustibles Europa

British Airways en el proyecto británico de descarbonización de la aviación

Airbus A350 de British Airways.
Airbus A350 de British Airways.

Cuatro de los ocho proyectos de descarbonización de la aviación finalistas para obtener fondos del Gobierno británico han sido presentados por British Airways.

El próximo mes de noviembre se conocerán los cuatro proyectos que el Gobierno británico financiará dentro del programa Combustibles verdes, cielos verdes del ministerio de Transportes y parte del Plan de diez puntos para una revolución industrial verde lanzado por el premier británico Boris Johnson.

Además de haber financiado la primera planta de producción de combustibles de aviación sostenibles (SAF por sus siglas en inglés) en Reino Unido, este plan Combustibles verdes, cielos verdes, los ocho programas finalistas, de los que cuatro se repartirán 15 millones de libras esterlinas para su financiación, apuestan por la producción de SAF que podría reducir las emisiones en más de un 70 por ciento en un ciclo completo de vida de una aeronave frente al uso de combustibles fósiles.

El primero de los programas en los que participa British Airways y que han sido seleccionados se ha propuesto junto a la empresa tecnológica Velocys y comprende la construcción de una factoría de SAF en Immingham (Lincolnshire) capaz de procesar más de medio millón de toneladas de basura de hogares y empresas cada año y producir hasta 80 millones de litros de SAF.

El segundo involucra a LanzaJet y Nova Pangaea, y prevé producir 100 millones de litros de SAF desde 2025 a partir de restos de madera que se convierten en alcohol y luego en SAF o diesel renovable.

Reactor Tropsch de Velocys para la producción de SAF
Reactor Tropsch de Velocys para la producción de SAF

También con LanzaJet y en este caso LanzaTech son las otras dos propuestas de la aerolínea, y con las que calculan producir más de 100 millones de litros de SAF anualmente cada una.

La primera de estas supone capturar de la atmósfera el dióxido de carbono y el segundo la construcción de una planta de fabricación en Port Talbot (Gales, Reino Unido) usando basura y gases industriales como materia prima para el combustible de aviación sostenible.

Grant Shapps, ministro de Transportes ha señalado: “La aviación será fundamental para nuestro crecimiento futuro y los planes para reconstruir de forma más ecológica a partir de la pandemia, por lo que hemos invertido más de 20 millones de libras esterlinas el año pasado para descarbonizar el sector de acuerdo con nuestros objetivos líderes en el mundo cero neto. Cuando faltan menos de 100 días para la COP26, estamos intensificando nuestros esfuerzos aún más para ayudar a las empresas a iniciar la construcción de plantas de combustible para aviones y poner al Reino Unido a la vanguardia de la producción internacional de SAF”.

Desde British Airways han recordado el compromiso de IAG de que en 2030 los aviones de sus aerolíneas  usarán al menos un 10 por ciento de  SAF con un consumo de un millón de toneladas anuales.

Según las cuentas de British Airways un Airbus A350 consume unas 50 toneladas de combustible entre Londres y Nueva York, por lo que cada millón de litros de SAF equivalen a 20 vuelos en esta ruta. Esa misma cantidad de SAF equivale a retirar un millón de automóviles de las carreteras europeas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies