Fabricantes Industria

Airbus celebra su junta de accionistas

Sede de Airbus en Toulouse.
Sede de Airbus en Toulouse.

La junta de accionistas de Airbus se celebra hoy, en la que se aprobarán las cuentas, con una pérdida 3.665 millones de euros, y la renovación de varios cargos de su consejo de administración.

Airbus celebra hoy su junta de accionistas en Amsterdam que, como todas las que se celebran actualmente será un tanto atípica dado que por las recomendaciones sanitarias por el COVID-19, no asistirán consejeros o miembros de la dirección y la empresa estará representada por sus abogados en Holanda. Igualmente la asistencia de los accionistas estará limitada para mantener la distancia de seguridad. En la convocatoria y fechas pasadas desde Airbus se recomendó a estos la no asistencia física.

Además de aprobarse las cuentas de 2019, se procederá al nombramiento de Rene Obermann como nuevo presidente del consejo de administración por tres años, en sustitución de Denis Ranque que hace unos meses anunció su renuncia al cargo tras siete años en el mismo. Obermann era hasta ahora consejero independiente no ejecutivo desde abril de 2018. Antes fue director general de Deutsche Telekom.

También, dentro de la política de Airbus de ir renovando cada año parte de su consejo de administración, se nombrará a Mark Dunkerley (que sustituirá a Dennis Ranque como consejero) y a Stephan Gemkow (sustituyendo a Hermann-Josef Lamberti). Ralph D. Crosby, Jr y Paul Drayson, consejero no ejecutivo, y miembro no ejecutivo del consejo, cuyos nombramientos también finalizaban verán sus cargos renovados por otros tres años.

Airbus, recordemos, perdió en 2019 3.665 millones de euros, que se cargarán a los beneficios no distribuidos de años anteriores. Pese a las pérdidas también se había aprobado un dividendo a los accionistas de 1,8 euros por acción, también procedentes de los fondos de la compañía. Posteriormente a este acuerdo, ante los problemas por la pandemia de COVID-19, y para preservar fondos, se decidió suspender este pago de dividendo.
Las pérdidas de Airbus se han debido principalmente a los 3.598 millones de euros pagados a las autoridades británicas, estadounidenses y francesas por el acuerdo firmado por la investigación sobre comisiones ilegales pagadas por Airbus, y que denuncio la propia Airbus (5.598 millones de euros).

También por los cargos extraordinarios por el A400M (1.212 millones); 202 millones por la finalización de la producción del A380; 103 millones por la reestructuración de Premium Aerotec; 221 millones por la suspensión de licencias de exportación a Arabia Saudita decretadas por Alemania; 170 millones por diferencias de cambio euro-dólar; 103 millones por mejoras de la competitividad; y 101 millones por otros costes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies